martes, 23 de abril de 2013

Lloret del mar, un destino inesperado


Este fin de semana he tenido la suerte de ser invitada por el Convention Bureau de Lloret de Mar y he podido conocer un destino turístico con muchas cosas por descubrir distintas a las que esperaba encontrar.

La naturaleza, el carácter amable de sus gentes, la rica gastronomía, sus buenos vinos y cavas son lo que me queda de este fin de semana.

Para describir el Hotel Santa Marta
en el que hemos estado alojados, lo mejor es que os muestre las vistas que teníamos cuando nos levantábamos por la mañana.




Perfecto verdad? Y si además lo unís al tranquilizador sonido de las olas, el lugar no puede ser mejor.

Hemos hecho todo tipo actividades. El viernes después de cenar en el Freu Restaurant, nos dieron una Master Class de Póquer, y he de reconocer que me enganché, claro con fichas sin valor y brindando con cava,... así cualquiera….

 
El sábado después de un gran desayuno energizante, nos llevaron a montar en kayac por el mar e hicimos una ruta en Segway, es súper divertido y muy fácil de aprender, os lo recomiendo. Y lo más sorprendente, nos pudimos bañar en el mar aún estando en mayo.

Como el día estaba muy soleado comimos una paella frente a la playa que es como mejor sabe. 





Por la tarde, después de un relajante baño en el spa, visitamos una bodega de cava con mucha tradición, Mont Ferrant, en la que el enólogo nos dio una clase magistral de como se elabora el cava y unos mostró donde reposa el cava hasta su perfecta maduración. Lo mejor al final, la cata. Un delicioso cava que buscaré en Madrid para comprarlo porque me encantó.



Y como colofón el domingo practicamos Nordic Walking con la empresa Aventura Cataluña , para los que no lo conozcáis (yo tampoco lo conocía hasta este fin de semana), se trata de un deporte en el que realizas senderismo pero ayudado de unos bastones similares a los del equí que te ayudan a que la marcha sea más eficaz y además menos costosa físicamente. La verdad es que te cansas mucho menos.   

Para finalizar la ruta acabamos en el  Hotel & Spa Sant Pere del Bosc. Un lugar espectacular que desde que llegas te enamoras sólo con verlo y si además prueba su cocina te quedas. Nos sirvieron de aperitivo unos mejillones a la parrilla con cava, deliciosos.

La Costa Brava me ha sorprendido y vosotros la conocéis bien?