miércoles, 28 de enero de 2015

Ritual de belleza: Philips VisaCare y VisaPure

Aún no os he hablado de los regalos de esta Navidad. No os voy aburrir con unos y otros, pero sí quería mostraros 2 regalos especiales para mi ritual de belleza.
No quería enseñároslo sin antes probar y así poder valorarlo con criterio.


Se trata de un cepillo limpiador facial que me ha conquistado: Philips VisaPure. Siempre he sido muy reacia a usar este tipo de cepillo porque tengo la piel bastante sensible y creía que me la irritaría. Además, pensaba que no sentiría la piel tan limpia como haciéndolo manualmente. He de decir que estaba muy equivocada, me deja la piel super suave y para nada irritada. Lo mejor es que se puede usar bajo el agua, por lo que algunas mañana que voy con más prisa lo hago mientras me ducho.

Además, para no invertir más tiempo del necesario (que siempre vamos con prisas), Philips VisaPure está programado para que haga paraditas a los 20 segundos para cambiar de zona, en total sólo 1 minuto para poder dejar la piel libre de impurezas.


Otra ventaja que he notado en mi piel es que me han desaparecido esos pequeños puntos negros que me habían salido en la barbilla y algo que me ha dejado muy sorprendida es cómo he visto que los poros se han ido cerrando poco a poco.



Para completar el ritual de belleza también me regalaron Philips VisaCare. Últimamente me notaba la piel más apagada que nunca y como parece que me he quejado bastante, me han regalado un aparato con el que cuidarme en casa como en un salón de belleza. Se trata de un sistema de microdermoabrasación. 

 
Sólo llevo unas semanas usándolo, pero ya he notado cómo la piel está más luminosa y parece que las líneas de expresión de la frente están empezando a desdibujarse.

Al principio creí que sería muy complejo usarlo, pero para nada, es lo más sencillo. Sólo hay que estirar un poquito de la piel para tensarla y pasar VisaCare. Notas como te succiona un poco y como te exfolia la piel a la vez.  Super fácil y rápido. Yo lo uso una vez por semana, los sábados que para mí es el día en el que más tiempo tengo para cuidarme. 


Lo bueno de todos estos dos aparatos es que todos los tratamientos fáciles que uso después de ellos, tienen mucha más efectividad porque la piel está más limpia y sin pieles muertas.


Ya os iré contando cómo sigue mi experiencia con ellos. Y vosotras, usáis algún aparato parecido?